Manchas



 

¿Qué son las manchas?

Las manchas de la piel o hiperpigmentaciones cutáneas se deben a una acumulación localizada de células que producen la pigmentación llamadas melanocitos, cargadas con melanina, la sustancia que produce el pigmento o color de la piel.

Estas pigmentaciones pueden ser producidas por distintas situaciones como exposición solar, el envejecimiento, embarazos, tratamientos dermatológicos, cosméticos, tabaco, traumatismos, cítricos, hormonas, etc. Estos factores pueden estimular la sobreproducción de melanina lo cual da como resultado manchas localizadas en determinadas partes del cuerpo.

Una vez teniendo la pigmentación todos estos factores son el efecto gatillo para que vuelva a salir. Siempre que hay una agresión y nos pigmentamos, quiere decir que la defensa ante el medio ambiente no fue suficiente y hay que fortalecer la piel.

Si una persona ya presenta una mancha y no se la trata, esta pigmentación puede ir creciendo en tamaño y profundidad a lo largo del tiempo hasta llegar a pasar a la dermis con lo cual se vuelve una mancha con propiedades de un tatuaje (5 años).

Las manchas son alteraciones que se dan sobre todo en las mujeres. Son variaciones planas, irregulares y pardas. Su aparición suele surgir cuando la mujer está embarazada (no siempre) y suelen ser melasmas temporales que se resuelven después del parto. Si tras dar a luz persiste, pasa a ser un melasma como tal y dentro de ella existen tres tipos:

 

 

 

     Melasma epidérmico: Cuando la melanina se concentra en la base de la piel.

 

     Melasma dérmico: Cuando la melanina se concentra en los niveles profundos de la piel.

 

     Melasma mixto: Cuando mezcla las características de los dos anteriores.

 

 

 

Tu rostro dice mucho de ti, y es lo primero en lo que se fijarán en una primera impresión, si quieres que inspire frescura, salud y energía, regálate un tratamiento despigmentante.

 

¿Qué lograrás con nuestros tratamientos?

  • Es un tratamiento rápido, no invasivo e  Indoloro  y Disminuye la apariencia de pigmentaciones.
  • Una importante renovación de la piel mejora la textura, uniformidad, blanquea y potencia tratamientos de rejuvenecimiento.
  • Dale a tu rostro el equilibrio celular favoreciendo la regeneración dérmica y protección que tanto necesita.
  • Recupera tu belleza natural y olvídate de esas antiestéticas manchas, ofreciéndole un aspecto más saludable al rostro.
  • Repara la piel maltratada por el sol y otros agentes externos combatiendo los signos prematuros del envejecimiento.
  • No necesita recuperación después del tratamiento.

 

Nota: Solicita tu diagnóstico totalmente “Gratis” en el cuál nuestros expertos te diseñarán la terapéutica correcta en base a tus necesidades para sanar tu piel.