Rosácea



 

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es un trastorno inflamatorio crónico y recurrente de la piel que afecta generalmente la zona facial (pómulos, nariz, mentón y frente), normalmente surge a partir de los 30 años. También provoca enrojecimientos, venitas rojas, granos y espinillas los cuales no deben de confundirse con el acné, hace que la piel se haga más gruesa y puede causar problemas en los ojos,

Se trata de la rosácea, una enfermedad que alrededor de 40 millones de personas en todo el mundo la padecen y el 21% de estas evita el contacto social debido esta afección, en muchos de los casos no esta diagnosticada y esto crea no sólo malestar físico sino psicológico.

La causa de la rosácea no es conocida y no tiene cura pero se puede controlar. No obstante, se sabe que es un trastorno que predomina en mujeres, entre los 30 y 60 años, que tiene un componente hereditario y es más común en las personas de tez clara.

 

Etapas de la rosácea

  • Enrojecimiento Facial: El más frecuente de los 4 tipos afecta a tres cuartas partes de los pacientes con rosácea.
  • Bultos (pápulas) o granos (pústulas):  Aparecen y desaparecen e incluyen manchas rojas.
  • Engrosamiento de la piel: El exceso de tejido aumenta de tamaño la nariz y nódulos superficiales irregulares (lesiones tipo bulto).
  • Ojos llorosos o inyectados de sangre: Lagrimeo y quemazón, hinchazón de los párpados, abscesos debajo de la pestaña recurrentes.

 

Consejos para tener en cuenta

  • No exponerse al sol y usar pantalla solar profesional o protector solar diario con SPF de 50+, de amplio espectro, para la radiación solar (UVB-UVA). Colocarlo media hora antes de salir y reponerlo cada 2 horas
  • Utilizar un limpiador profesional o jabones suaves 100% naturales.
  • Evitar el agua excesivamente caliente y los baños de vapor.
  • Se desaconsejan las bebidas y alimentos muy calientes, así como los picantes.
  • Evitar peelings, exfoliantes, frotes y masajes de la piel, así como las esponjas, cepillos, u otros abrasivos.
  • No usar cosméticos que contengan alcohol, aceite, fragancias, resecantes o excesivos conservantes.
  • Utilizar cosméticos para pieles sensibles, sin fragancias, hipoalergénicos y suaves.
  • No utilizar cremas con corticoides: brindan una mejoría inicial de las rojeces, pero al suspenderlos empeorará el cuadro. Hay casos de rosácea esteroidea dadas por la aplicación de corticoides en forma prolongada.

 

Tu rostro dice mucho de ti, y es lo primero en lo que se fijarán en una primera impresión, si quieres que inspire frescura, salud y energía, regálate un tratamiento para la rosácea.

 

¿Qué lograrás con nuestros tratamientos?

  • Es un tratamiento rápido, no invasivo e Indoloro
  • Combate la infección desde el origen.
  • Disminuye el engrosamiento facial y la sensibilidad mejorando la la circulación de los vasos sanguíneos.
  • Olvídate del enrojecimiento, ardor, picazón y sequedad de tu rostro.
  • Limpia, reduce la inflamación y detén la propagación de la rosácea.
  • Calma e hidrata tu piel dándole alivio a tu rostro.
    No necesita recuperación después del tratamiento.

 

Nota: Solicita tu diagnóstico totalmente “Gratis” en el cuál nuestros expertos te diseñarán la terapéutica correcta en base a tus necesidades para sanar tu piel. Pregunta por nuestra línea profesional especializada para la rosácea.