Lesiones Musculares



 

¿Qué es una lesión?

Una lesión muscular es la lesión de las fibras de un músculo que provoca un dolor repentino, normalmente a causa de una contracción o elongación (estiramiento) violenta del músculo, o por realizar un esfuerzo superior a la capacidad biológica de resistencia a la tensión.

Ocurre con más frecuencia a aquellas personas que practican deporte de manera habitual siendo las zonas más recurrentes para que aparezcan la espalda y los músculos que hay detrás del muslo y de la pierna (gemelos).

Dependiendo de la  gravedad, el tiempo de recuperación del paciente será mayor o menor, aunque en la mayoría de los casos esta recuperación consistirá en un reposo inicial acompañado de la realización de una serie de ejercicios con el objetivo de rehabilitar el músculo para evitar futuras lesiones.

 

Existen diversos tipos de lesiones musculares, cada una de distinta gravedad:

  • Contractura: es el incremento en la tensión del músculo en estado de relajación tras un esfuerzo prolongado. La recuperación oscila entre los 5 y los 10 días.
  • Elongación: es el sobreestiramiento de todo un músculo sin llegar a ocasionar un daño anatómico. No produce hematoma y el periodo de recuperación es corto (entre 5 y 10 días).
  • Rotura fibrilar: interrupción en la continuidad de un grupo de fibras musculares que ocasiona una hemorragia local y la consiguiente respuesta reparativa. Según el músculo afectado y el número de fibras rotas el tiempo de recuperación oscila entre los 15 y los 60 días.
  • Rotura muscular: es el mismo cuadro anterior, pero afectando a un número importante de fibras o a todo el músculo. Requiere tratamiento quirúrgico y el tiempo de recuperación es largo.
  • Contusión muscular: ocasionada por la agresión de un agente externo, que choca contra el músculo y lo comprime contra la estructura ósea. Aparte de la lesión muscular, el golpe ocasiona un edema inflamatorio.

Tu cuerpo dice mucho de ti, y es lo primero en lo que se fijarán en una primera impresión, si quieres que inspire frescura, salud y energía, regálate un tratamiento para esa lesión.

 

¿Qué lograrás con nuestros tratamientos?

  • Es un tratamiento rápido, no invasivo e Indoloro.
  • Olvídate del dolor y muévete libremente.
  • Mejora la biomecánica de la zona afectada reduciendo el espasmo provocado en la musculatura como mecanismo de defensa.
  • Activa la producción de fibroblastos que son los pilares necesarios para crear colágeno y reparar el tejido dañado.
  • Mejora la irrigación sanguínea para llegar a las células musculares evitando la acumulación de toxinas y la generación del dolor.
  • Disminuye la inflamación, dolor y rigidez de las zonas afectadas y recupera la movilidad.
  • No necesita recuperación después del tratamiento.

 

Nota: Solicita tu diagnóstico totalmente “Gratis” en el cuál nuestros expertos te diseñarán la terapéutica correcta en base a tus necesidades para sanar tu piel.